La semana pasada durante el tema hablamos acerca de la orden ejecutiva emitida por el presidente Trump. Sección siete de la orden, ordena la implementación del sistema de huellas/biométricos a toda persona que ingrese y salga de EE.UU. Mencionamos durante el segmento que esta implementación puede afectar a toda persona residente permanente que resida fuera de EE.UU. La situación es que miles de residentes permanentes residen fuera de EE.UU. y utilizan su tarjeta de residente como una visa. Estas personas están cometiendo el error de viajar cada seis meses para que le estampen el pasaporte con un ingreso a EE.UU. Los que están haciendo esto están cometiendo un grave error. Estoy entrevistando a muchas personas que tuvieron que renunciar a su residencia permanente porque viven fuera de EE.UU. El oficial de inmigración en el puerto de entrada no puede cancelar al tarjeta de residente de ninguna persona. El puede hacer dos cosas: 1) Recomendar que la persona renuncie a su residencia voluntariamente, 2) Remover la tarjeta de residencia y enviar la persona a una corte de migración. Este proceso puede tardar varios meses. Es importante saber que solo un juez de migración puede cancelar la residencia.

Para evitar estos problemas yo estoy recomendando que las personas soliciten el Permiso de Re-entrada, de esa manera pueden permaneces fuera de EE.UU. por dos años. De esa manera evitan tener problemas con las autoridades migratorias y no pierden su residencia. Hay muchas personas que están renunciando a su tarjeta de residente y solicitando visa de turista.

Pin It on Pinterest